3 ENFERMEDADES SILENCIOSAS EN PANAMÀ


04 Apr
04Apr

El 90% de la población panameña sufre de enfermedades crónicas A CAUSA DE 3 ENFERMEDADES SILENCIOSAS.

El 90 por ciento de la población panameña padece hoy de hiperlipidemia (grasa en la sangre), hipertensión, obesidad o sobrepeso, y diabetes, según un censo del Ministerio de Salud.

El estudio, realizado de conjunto con la Caja del Seguro Social por órdenes del Ejecutivo, reveló que estas enfermedades crónicas no transmisibles ganan terreno en el país de una manera silenciosa, lo que encendió las alertas por las consecuencias sociales y económicas que generan al país.

De acuerdo con las estadísticas de la Caja de Seguro Social (CSS), en Panamá las tres enfermedades que más afectan a los panameños son: diabetes, hipertensión e insuficiencia renal crónica.

Según información de la Contraloría General de la República, por año se registran cuatro mil casos de diabetes. En tanto, el 35% de las muertes en Panamá son ocasionadas por las enfermedades cardiovasculares.

En tanto, en Panamá la insuficiencia renal crónica aumenta los casos y la provincia de Coclé es la más afectada.

DIABETES:

Anualmente en Panamá fallecen mil 40 personas a causa de la diabetes, dijo el Dr. Fernando Castañeda, subdirector nacional de Atención Primaria en Salud de la Caja de Seguro Social (CSS).
Explicó, que 9 de cada 100 panameños tiene diabetes, y 4 de ellos no saben que tienen la enfermedad, Agregó que cada 12 meses se registran 2 mil 500 nuevos casos de pacientes diabéticos.
Aseguró que es preocupante que la diabetes ocupe el QUINTO LUGAR como causante de muerte en Panamá Y EL SEXTO LUGAR EN TODO EL MUNDO.!!!
La diabetes de tipo 1 (alrededor de 10% de los casos), que aparece generalmente de manera brutal en los niños o jóvenes adultos, es caracterizada por una producción insuficiente de insulina. Esta hormona secretada por el páncreas permite mantener el equilibrio de la tasa de glucosa en la sangre.
La diabetes de tipo 2 (casi el 90% de los casos) corresponde a un alza prolongada de la tasa de azúcar en la sangre, asociado a menudo con la obesidad y los modos de vida (sedentario, alimentación desequilibrada).
Los autores de un estudio sueco publicado por la revista especializada Lancet Diabetes & Endocrinology proponen afinar esta clasificación instaurando cinco categorías, tres severas y dos más benignas.
"Es un primer paso hacia el tratamiento personalizado de la diabetes (...). La clasificación actual no es suficiente para predecir las complicaciones que pueden presentarse", estimó uno de los autores del estudio, Leif Groop, de la universidad de Lund.
Para llegar a estas cinco categorías, los investigadores analizaron los datos de 13 mil 720 pacientes desde 2008, analizando su producción de insulina, su nivel de azúcar en la sangre o la edad en la que apareció la enfermedad.
La primera de estas cinco nuevas categorías corresponde a la diabetes de tipo 1. Las otras cuatro son subdivisiones de la diabetes de tipo 2, cada una con sus características particulares. Una de ellas se caracteriza por un riesgo más grande de retinopatía (enfermedad de la retina que afecta a casi el 50% de los diabéticos de tipo 2).
Otra concierne los pacientes obesos y se caracteriza por una importante resistencia a la insulina, con un riesgo elevado de afección renal. Las dos últimas categorías, menos severas, reagrupan a pacientes obesos que desarrollan la enfermedad a una edad temprana para la primera, y pacientes de mayor edad para la segunda (el grupo más importante, un 40% de los pacientes).

HIPERTENSIÒN:

2.6 millones de panameños son hipertensos, y muchos no saben.
La mala alimentación, el sedentarismo, el alcohol, el tabaco y la falta de un chequeo médico continuo (médico de cabecera) son los factores principales para que un 65% de la población panameña sufra de hipertensión o algún padecimiento asociado a enfermedades del corazón y, en muchas ocasiones, la gran mayoría no lo sabe.
A pesar de que Panamá no tiene una estadística formal de quiénes padecen del corazón, según la Fundación Cardiológica de Panamá, cerca de dos millones 600 mil panameños son hipertensos y corren el riesgo de fallecer producto de una enfermedad cardiaca.
Según la directora ejecutiva de la fundación, Angélica Lombardo, cada año los padecimientos cardiacos son la primera causa de muerte certificada en el país, tanto así, que los porcentajes van en aumento, pues en años anteriores se registraba una prevalencia de un 37% y en la actualidad se refleja que el 42% de los fallecimientos son por culpa de una enfermedad del corazón.
Las estadísticas del Ministerio de Salud confirman los datos de Lombardo porque, para 2014, murieron de algún padecimiento cardiaco, cuatro mil 908 personas, mientras que, en 2015 se registró un aumento del 4% y se contabilizaron cinco mil 68 muertes.
Algunas causas certificadas de estas muertes son los infartos al miocardio, las isquemias e, inclusive, las enfermedades cerebrovasculares.
‘Es preocupante que 42 de cada 100 panameños fallezcan por afecciones del corazón', manifestó Lombardo al recomendar a las personas mantener una alimentación saludable y hacer ejercicios para evitar estos padecimientos.
Mejorar la alimentación
La nutricionista, Lurys Horna, explicó que los ciudadanos tienen las herramientas para evitar las enfermedades, pero no las usan. En el caso del corazón el consumo de verduras como la cebolla, ajo, brócoli, coliflor o repollo son altamente recomendables para disminuir la presión arterial y transportar mayor oxígeno a nuestros corazones.
Detalló que las frutas son otro alimento importante para la buena salud cardiaca, sin embargo no es necesario que estas sean importadas o costosas para que causen el efecto deseado. ‘Consumir un mango, por ejemplo, es una forma saludable de merendar sin gastar mucho', dijo.
Las menestras (lentejas, porotos, arvejas) también ayudan en la disminución de los diferentes tipos de colesterol y triglicéridos.
Otra práctica importante para disminuir el riesgo de hipertensión y enfermedades cardiacas es la disminución de la ingesta de alcohol y la eliminación del tabaco.
Para Nélida Gligo, presidenta de la Coalición Panameña contra el Tabaquismo, aunque Panamá es el país con menor prevalencia de fumadores en la región, 6% de la población, estos están propensos a padecer un infarto debido a que el tabaco obstruye las arterias e impide que la sangre circule hacia el corazón.
‘Es necesario eliminar por completo la prevalencia del tabaco y también la del alcohol', puntualizó.


INSUFICIENCIA RENAL CRÒNICA

A través de un comunicado de prensa, la Asociación Panameña de Nutricionistas Dietistas (APND), comunicaron su preocupación por el incremento de esta enfermedad en Panamá; debido a que según estadísticas de la Caja de Seguro Social hay más de 2,200 pacientes que reciben tratamiento de diálisis. La cifra sigue creciendo ya que mensualmente un promedio de 35 a 40 pacientes nuevos ingresan a esa entidad de salud para recibir atención, y se dan alrededor de 12 defunciones al mes por este mal.

La edad promedio de estos pacientes es de 50 años, y en su mayoría son del sexo masculino; sin embargo, lo más preocupante es que en los últimos años también ha aumentado el número de niños y adolescentes con enfermedades crónicas en sus riñones, dentro de los cuales algunos han necesitado tratamiento de diálisis.

Según la CSS, el costo por tratamiento de hemodiálisis es muy alto, ascendiendo a más de B/. 2,200.00 mensuales por paciente, lo que representa un problema de salud pública; pero más importante que el costo que esta enfermedad demanda del Estado es la afectación a la calidad de vida y a la productividad laboral de los panameños que la padecen, lo que también afecta a sus familiares.

La APND recomienda a la población panameña realizar hábitos saludables para prevenir las causas iniciales de ésta enfermedad como la Hipertensión arterial y la Diabetes Mellitus (enfermedades que son prevenibles); y si ya se padecen éstas enfermedades mantenerlas controladas y supervisadas por profesionales de la salud como Médicos y Nutricionistas.

Los hábitos saludables recomendados a practicar y adoptar como estilo de vida son los siguientes:
• Llevar una dieta balanceada que incluya todos los grupos de alimentos como frutas, vegetales, almidones, carnes y lácteos, en cantidades recomendadas por un Nutricionista Dietista idóneo.
• Practicar actividad física diariamente acorde a su edad y resistencia física.
• Beber diariamente de 1.5 a 2 litros de agua, el equivalente a 8 vasos de agua en el día.
• Evitar el exceso de sodio: comiendo poca sal, y eliminando el consumo de condimentos artificiales y snacks.
• Evitar el consumo de azúcares simples contenidos en productos como: chichas, jugos, sodas, té frío, dulces, galletas dulces, helados, sirope de pancakes, golosinas, entre otros productos con azúcar.
• Evitar el exceso de grasas como la contenida en las frituras. EVITAR COMIDAS FRITAS Y COMIDAS CHATARRAS
• Mantener un peso saludable sugerido por su Médico o Nutricionista.
• No fumar cigarrillos ni utilizar ningún derivado del tabaco. Si es fumador busque ayuda en las clínicas de cesación del tabaquismo del Ministerio de Salud o la Caja de Seguro Social.
• Realizarse por lo menos un control médico anual para estar pendiente de la presión arterial y de la glicemias (glucosa en sangre)

• Si ya padece de Diabetes Mellitus o Hipertensión arterial debe mantener controles con Médico y Nutricionista para evitar que estas enfermedades que padece generen daños en los riñones. Tome los medicamentos recetados.

En los últimos años se han construido alrededor de 15 salas de hemodiálisis (4 restauradas y 11 nuevas) para atender a la población ya enferma, se ha mencionado la necesidad de más Médicos Nefrólogos y se han realizado las gestiones para capacitar más profesionales en ésta área; sin embargo esto no ha logrado atender la demanda a cabalidad, cada día crece más la cantidad de panameños con enfermedad renal crónica, nuestros objetivos como país deben estar dirigidos a atender a estos panameños pero paralelamente debemos crear estrategias que permitan que las nuevas generaciones no se enfermen. La promoción de la salud y la prevención de esta enfermedad es atacar el problema de raíz.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO