Instrumentos Tradicionales Emberás


La música es un denominador común entre todas las culturas que viven o han vivido en nuestro planeta. En nuestro país convivimos personas de distintas culturas y así como podemos hablar de la mejorana, los tambores y demás instrumentos que forman parte de nuestro patrimonio musical, también es necesario conocer sobre los instrumentos de los pueblos indígenas que viven en Panamá, tales como los emberá.

Antes de continuar, es necesario aclarar que los emberá tienen una cultura muy similar a los wounán. Ambos grupos comparten los mismos instrumentos musicales. Sin embargo, tienen lenguajes distintos. En este reportaje llamaremos a los instrumentos por su nombre emberá debido a que la información fue recabada en las aldeas Emberá Drúa y Tusí Ponó Emberá.

El primero de los instrumentos que conocimos en dichas aldeas fue la flauta o chirú. Está hecha de bambú y su longitud varía, sobrepasando incluso el metro y medio en algunos casos. También se utiliza un instrumento similar, pero mucho más pequeño y similar a un pito.

Otro instrumento que llama mucho la atención es el chimiguí o caparazón de tortuga. Este instrumento de percusión se toca mediante un palito. La tortuga cuyo caparazón se usa para este fin es la tortuga de río conocida popularmente en nuestro país como galápago.

Los emberás también utilizan una tambora de dos cueros. Es algo similar a la tambora de los congos. Es importante resaltar que el cuero con que se confecciona es cuero de venado. Se toca con bolillos. Hay otra tambora muy parecida, pero mucho más pequeña y que se utiliza en algunas danzas. Esta otra tambora es tan pequeña que se puede cargar con una mano y golpear con la otra como si fuera una pandereta.

La churuca emberá se llama chogoró y está hecha de bambú. Es de forma cilíndrica y con varios agujeros para ayudar a la resonancia.

La requinta es un tambor muy pequeño. Por su forma parece tener relación con los tambores de un solo cuero que se utilizan en otras partes de Panamá. Incluso hasta tiene cuñas. Una diferencia importante es que se toca con palitos como si fuera una caja.

Finalmente tenemos las maracas o zaú. Están hechas de calabaza, tal como las maracas de otras zonas del país.


Fuente : Folklore panamatipico.com





ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO