Confección de las Cutarras


No se ha documentado con exactitud cómo surgen las cutarras; sin embargo, la tradición oral nos indica que las cutarras aparecieron por primera vez en Panamá con la llegada de los españoles, quienes introdujeron la ganadería en las tierras de la península de Azuero. Los agricultores de aquel entonces —probablemente todos indígenas— aprovecharon la nueva abundancia de cuero para fabricar un calzado cómodo y duradero que soportara la dificultad del trabajo campestre. Se cree que la palabra «cutarra» fue inspirada por un cacique de nombre Antataura (cuyo otro nombre era Cutatara o Cutara), quien a la llegada de los españoles regía tribus indígenas en Parita. 

Con el paso de los siglos las cutarras fueron cambiando de acuerdo a las necesidades de la gente y disponibilidad de materiales. Sin embargo, como no hubo grandes modificaciones en su diseño y forma, se convirtieron en el calzado más tradicional de Panamá, predominantemente masculino. Las cutarras forman parte de la vestimenta folclórica masculina de Panamá. 

Las cutarras son hechas por manos de artesanos panameños; mantienen el diseño tradicional de la cutarra de Panamá, pero a la vez se innova en algunas de sus características, tales como el tipo de material, colores y estampados de diseño propio que utilizamos para los tejidos. 

Quedan cada vez menos artesanos que confeccionan cutarras en Panamá y la misma historia se repite con otros elementos de nuestro folclor. Por ello deseamos lograr que se vuelva a apreciar este arte, de modo que los artesanos se sientan valorados y los jóvenes deseen aprenderlo. Creemos que cada artesano merece la oportunidad de dedicarse al arte que ama, poder vivir dignamente y brindar el sustento necesario a su familia.

ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO