“jabón del pai”


El jabón del país o “jabón del pai” era el producto casero utilizado por la mayoría de las familias panameñas hasta las primeras décadas del siglo XX. Este jabón se fabricaba con tronco de guásimo, balsa, cortezo, sangrillo y majaguillo. Todos estos ingredientes se ponían en una hornilla o en una zanja y se cocinaban hasta convertir los pegasos de árbol en cenizas.

Esta ceniza llamada lejía, se aguaba y se ponía a cocinar en un caldero u olla grande de hierro, con el cebo del ganado.

El proceso de cocción tardaba a veces hasta diez horas para que tomara la viscosidad del bienmesabe. Posteriormente, la masa se ponía en una batea caliente. Al día siguiente se cortaba y se envolvía en bijao.

Este popular jabón se vendía a un real y dos reales. El jabón del país quitaba la caspa y las coloradillas. La lejía (cenizas) se aplicaba contra la sarna. Muchas familias istmeñas se sustentaron gracias a la preparación de este peculiar jabón, hasta que poco a poco, fueron apareciendo los pequeños y medianos comercios que modernizaron los procesos de fabricación.

Este jabón también era utilizado para engrasar los trapiches de madera dedicados a la molienda y había señoras que se dedicaban a fabricarlos en las comunidades de Las Cañas y Tinajas. La última señora que los producía en Tinajas, falleció y fallece también este producto artesanal.

ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO