El cultivo del plátano


El plátano representa para los panameños una parte importante de la canasta básica familiar,

constituyéndose en la segunda fuente de suministro de carbohidratos, superado sólo por el

arroz. Nuestro consumo per cápita es de 35 kg , el segundo en América Latina, después de

Colombia (UPEB, 1993) .

Se estima que en Panamá existe un total de 2,416 productores que dependen de la actividad platanera para su subsistencia.  Estos se encuentran cultivando un área total de 7100 has. de plátano, de los cuales el 13.52% (960 has.) corresponden a la provincia de Bocas del Toro; el 49.3% (3,500 has.) a la provincia de Chiriquí , 35.2% (2,500 has.) a la provincia de Darién y 1.97% a la Provincia de Veraguas (140 has.) 

Actualmente, la provincia de Chiriquí es la región donde se dedica la mayor cantidad de hectáreas al cultivo de plátano, principalmente en los distritos de Barú y Renacimiento, pero hay otros con gran potencial como Alanje y Bugaba.

Este análisis se desprende de información de la Contraloría General de La República, cuyos datos revelan que solo en Chiriquí, del periodo 1 de abril 2010 a enero 2011 se sembró el 65% de la producción nacional de plátano, es decir, 3,966,022 cientos, con rendimientos promedio por hectárea de 653.2 cientos.

El cultivo de plátano es uno de los rubros de mayor relevancia económica en el país y en su contribución a la seguridad alimentaria panameña.

Es por ello que alrededor de 70 productores de plátanos del distrito de Bugaba fueron capacitados en nuevas tecnologías, a través de parcelas demostrativas de gran producción y tolerante a los fuertes vientos, característicos en Barú, Bugaba y Renacimiento.

Se espera que con esta nueva herramienta les facilite a los más de 1,000 productores poder mejorar su producción, con tecnologías más adecuadas para afrontar los retos de producir de manera eficiente, además de las adversidades del cambio climático, que este año han provocado pérdidas en este rubro en Chiriquí.

Carlos Ubide, director encargado del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) en Chiriquí, informó que esta zona tiene un gran potencial para la producción de plátano curaré enano, por lo que a través de parcelas de un cuarto de hectárea y actividades de capacitación, los extensionistas darán a conocer las tecnologías necesarias para su cultivo, entre las que destacan distancias de siembra, fertilización, fitosanidad y drenaje.

Agregó que el apoyo a los productores se da a través del convenio binacional Panamá-Costa Rica, para el desarrollo de la zona fronteriza entre ambos países y con el cual también se llevan actividades en materia de sanidad agropecuaria, desarrollo rural, agroindustrias y agricultura, entre otras.

En el caso del cultivo de plátano curaré, el convenio aporta semilla producida en laboratorios de biotecnología (in vitro) para una óptima calidad genética, fertilizantes fórmula completa y nitrogenada, productos protectores de cultivos y algunas herramientas.

 

ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO